lunes, 28 de marzo de 2011

Avanza plan para que Bolsa Pública asuma el Sitme

Fuentes financieras explican que el Ministerio de Finanzas avanza en el plan para que la Bolsa Pública asuma el control del Sitme, un sistema donde actualmente las empresas y las personas compran dólares adquiriendo bonos en divisas a través del Banco Central. Ya han comenzado estudios para adecuar la plataforma tecnológica y de esta manera el Ministerio de Finanzas, bajo el mando del ministro Jorge Giordani, tendría todo el control de la política cambiaria. Banqueros consultados observan como positivo el plan porque de esta manera las entidades financieras, encargadas de recibir todas las órdenes de compra que llegan al BCV, tendrían menos responsabilidad en la gestión. En las torres financieras preocupa que posibles fallas en la tramitación de órdenes pueda tener como resultado medidas administrativas por parte de los reguladores. El combustible Asumir las operaciones del Sitme pondría en movimiento a la Bolsa Pública, que si bien fue inaugurada por Jorge Giordani el 31 de enero, prácticamente no tiene productos que ofrecer desde que el mercado de capitales venezolano es ínfimo. Por ahora la Bolsa Pública ha atendido a un total de 677 personas y 265 empresas que han adquiridos los únicos dos productos disponibles: papeles comerciales de Toyota Services y Envases Venezolanos. Estos productos también pueden comprarse a través de la banca privada y no representan una opción válida para proteger al dinero de la inflación que en los últimos doce meses acumula un salto de 28,7%. Los títulos de Toyota son a tres años de plazo, pueden comprarse con una inversión mínima de mil bolívares y reportan un interés de 14% durante los primeros seis meses, después de lo cual, se fijará en 75% de la tasa promedio a la que los bancos otorgan sus créditos. Los papeles de Envases Venezolanos, tienen un plazo de 18 meses y reportan un interés de 15,71% durante los primeros seis meses. Los papeles comerciales de estas dos empresas prácticamente se han colocado en su totalidad y sólo resta por ofrecer 8% del monto total autorizado. Sin opciones Desde el cierre del mercado que permitía comprar dólares libremente a través de las casas de bolsa, los venezolanos buscan un mecanismo que permita preservar el dinero del impacto que mes a mes causa la inflación. Por ahora la única alternativa consiste en comprar divisas a través de las emisiones en dólares que esporádicamente realizan el Gobierno y Pdvsa, o el Sitme, pero la oferta es muy limitada. La banca no es una alternativa válida ya que la tasa de interés máxima que puede recibir una persona por un depósito a plazo es de 14,5% y, las entidades financieras prácticamente han dejado de ofrecerlos. La Superintendencia de Bancos indica que si bien en febrero los depósitos a plazo aumentan 2,95% en febrero, en los últimos doce meses acumulan un declive de 56,42%. La caída de los depósitos a plazo disminuye los montos que la banca paga a los depositantes en intereses y ayuda a incrementar la rentabilidad. Al cierre de febrero de este año la rentabilidad sobre patrimonio se ubica en 23,85% y en febrero de 2009 era 14,69%

Fuente: El Universal