lunes, 6 de junio de 2011

El SITME vino hace un año para controlar al Mercado Permuta y lo que ha hecho es desbocarlo

Especial, Reporte.- El Sistema de Transacciones con Títulos en Moneda Extranjera (SITME) se inventó para reemplazar a los operadores cambiarios que previamente realizaban las transacciones en el Mercado Permuta, y ahora es el Banco Central quien tiene la batuta y la última palabra sobre quienes podrán intermediar y cuáles serán las bandas que servirían de piso/techo para la cotización de los bonos de la república denominados en dólares. Para tal efecto, el gobierno decretó el Convenio Cambiario Nº 18 (Gaceta Oficial Nº 39.439 del 4 de junio del 2010) por el cual el Banco Central reguló los términos y condiciones de la negociación en moneda nacional de los títulos de la República, sus entes descentralizados o de cualquier otro emisor, emitidos o por emitirse en divisas. La necesidad de un mercado alterno para adquirir divisas yace en la insuficiencia en la asignación por parte del gobierno para cubrir la demanda, quien mantiene el monopolio cambiario mediante un férreo Control de Cambios desde febrero de 2003. A pesar que el Dólar Paralelo y su divulgación están prohibidos por la Ley de Ilícitos Cambiarios, el llamado Mercado Permuta se considera legal porque no se adquieren las divisas directamente, sino que se adquieren mediante la transacción con bonos de la deuda pública (del Estado) denominados (valuados) en dólares pero que son pagaderos en bolívares, a una tasa que solía ser variable con el mercado. Luego, el comprador los vende o negocia en el extranjero y obtiene las divisas que necesita para sus actividades económicas como importaciones, el pago de servicios, etc. La diferencia entre como se venían haciendo las cosas y el nuevo sistema llamado SITME, es que los compradores o tenedores de Bonos ya no podrán venderlos directamente en el exterior para obtener las divisas, sino que deberán autorizar al banco intermediario para hacer la venta y los ingresos en dólares serán depositados en una cuenta del vendedor en el exterior, que será un requisito necesario para participar.Es importante destacar que SITME no reemplaza a CADIVI y tampoco tiene las mismas competencias, ya que su función es estrictamente reservada a las operaciones con bonos de la república denominados en dólares y no en la asignación de divisas como lo hace CADIVI. En otras palabras, a través de SITME no se adquieren dólares sino que pagando con bolívares, adquiere Títulos Valores, los cuales pueden ser negociados para adquirir las divisas. Inicialmente las empresas podrán adquirir y transar hasta US$50.000 diarios hasta alcanzar el límite de US$350.000 al año, pero este monto es muy probable que sea incrementado. A su vez, las personas naturales, pueden adquirir y transar hasta US$1.000 mensuales hasta alcanzar el límite, que será US$6.000 USD al año para remesas, de US$5.000 al año para gastos en el exterior (estudios, viajes y bienes para la prestación de servicios profesionales) y hasta US$10.000 para casos especiales de salud, educación, cultura y deporte. Para "contener" el dólar permuta Según el presidente del Banco Central, Nelson Merentes, el SITME "tendría como función contener el precio del dólar permuta, que es legal, sin ser oficial y cuyo valor era obtenido en virtud de la oferta y la demanda. Esto le llevó a alcanzar niveles muy superiores a las tasas oficiales". Sólo los operadores cambiarios autorizados por el Banco Central podrán negociar los Bonos de la República. Estos operadores podrán ser bancos comerciales, bancos universales, casas de cambio y entidades de ahorro y préstamo. Los operadores cambiarios fronterizos solo podrán cotizar pesos colombianos o reales brasileros. El gobierno sacó a las casas de bolsa por considerarlas responsables de especulación con los bonos de la república. Como se observa en la ilustración anterior, todas las operaciones con Títulos Valores denominados en dólares se harán a través del Banco Central por medio de la intermediación de Bancos y otras entidades financieras autorizadas. Esto también representará seguramente un lucrativo negocio bancario, principalmente debido a las comisiones que percibirán por estas operaciones. El BCV determina cuáles serán los instrumentos que podrán ser comprados o vendidos y publicará diariamente en su página web (www.bcv.org.ve) la banda de precios en bolívares para la transacción de los mismos. Las transacciones se llevarán a cabo a diario, de 9:00am a 12:00pm. La cantidad mínima para el ingreso al sistema será de mil dólares y podrán participar tanto personas jurídicas como personas naturales. Tercer tipo de cambio, sistema de bandas En enero de este año se anunció el aumento del dólar oficial y la implementación de un tipo de cambio dual, uno para rubros básicos (salud y alimentación) en Bs.. 2,60 por unidad, y otro tipo de cambio denominado "dólar petrolero" o "viajero" en Bs. 4,30 por unidad, en el cual caen todas las demás actividades económicas, rubros y categorías. Con la implantación de SITME se está formando un tercer tipo de cambio variable que fluctúa en bandas (mínimos y máximos) establecidas por el Banco Central, que determinará el valor del dólar en el Mercado Permuta. El precio del dólar basado en bandas siempre estará por encima de los valores oficiales del dólar básico o del llamado "petrolero", pero el gobierno ha manifestado que desea un precio del permuta cercano al segundo. En las primeras operaciones realizadas mediante SITME el 09/06/2010, el dólar permuta tenía un valor máximo (¿artificial?) de 5,30 bolívares, que se ha mantenido en su primer año de operaciones. Para dar tres ejemplos de las bandas, los papeles PDVSA 2011 tuvieron un precio mínimo de 85,20% y un máximo de 105,01%, los PDVSA 2037 un mínimo de 41,97% y un máximo de 51,68%, mientras que el Venezuela GLB-10 a un mínimo de 98,48% y un máximo de 121,38%. Al respecto debo agregar dos cosas: El éxito de SITME para controlar el Mercado Permuta debe estar atado a la efectividad con la que pruebe aligerar el acceso a las divisas que el gobierno no asigna mediante CADIVI, que por cierto también tiene un papel, que bien puede ser positivo o negativo. Como una olla de presión, si ambos actores no proveen con suficientes divisas para satisfacer el mercado, no serán tres tipos de cambio, sino que un cuarto tipo de cambio descentralizado y descontrolado (un mercado negro) puede tomar el control de la economía nacional o en su defecto podría profundizarse un desabastecimiento de bienes importados. Es obvio que no se ha podido controlar al paralelo, por lo cual se comenta en el medio financiero que como todas las nuevas ideas son copiadas, recordando los viejos 2,15 o el 4,30, pues bien no sería descabellado pensar en aquellos 6,50 o 7,50, que en cualquier momento los disparan para compensar la falta de bolívares para cubrir los gastos corrientes. Ya que en un año, el SITME tan sólo pudo vender títulos por 8.329 millones de dólares. Que representan apenas tres meses de importaciones.
Fuente: Entornointeligente