martes, 25 de agosto de 2009

Gobierno decidido a combatir dólar permuta pero no define receta

Llegó la hora de flexibilizar el control cambiario que se impuso en 2003. Aunque pareciera el titular de un artículo de opinión firmado por cualquier economista, la noticia ya fue confirmada por el propio presidente Chávez, quien tiene la última palabra.“Las medidas tienen como finalidad prioritaria atacar el desbalance entre el tipo de cambio oficial y el conocido como cambio permuta”, dijo el mandatario nacional en Aló, Presidente, el domingo pasado, refiriéndose a un nuevo plan orientado a “corregir los desequilibrios en la economía venezolana frente a la crisis financiera mundial”.
Alí Rodríguez Araque, el ministro de Finanzas, se encargó del trabajo fuerte y lo secundó.
“Este diferencial ha alcanzado niveles que obligan a la acción y en ese sentido apuntan las medidas que se ejecutarían en diversos niveles del Estado, proceso en el que el Banco Central de Venezuela (BCV) y la Comisión de Administración de Divisas (Cadivi) tendrán un papel preponderante”, dijo Rodríguez, tras anunciar que el pasado sábado le había presentado al jefe de Estado las medidas necesarias para balancear la economía.
Apuesta 1: subastas-cambio dual
Luce como el lugar común de quienes esperan que el control cambiario se flexibilice.
“El Gobierno está estudiando qué hacer y se ha percatado de que tiene que ir a un esquema cambiario diferente”, dijo José Guerra, ex gerente de investigaciones económicas del BCV.
Veneconomía justifica la oficialización del cambio dual. “El Ejecutivo ha impuesto una devaluación encubierta, a través de las demoras y limitaciones intencionadas de Cadivi. En la medida que el ente regulador no autoriza la entrega de divisas para las importaciones o regalías, las empresas se ven en la necesidad de recurrir al mercado permuta para satisfacer sus requerimientos o cumplir con sus obligaciones”.
Guerra defiende la subasta como la mejor manera que tiene el ente emisor de administrar los recursos y reducir la especulación en este mercado. “El BCV debe intervenir en el mercado cambiario con $20 millones diarios, en conjunto con los bancos y casas de bolsa”, afirmó.
Si esta medida disminuirá, o no, la cotización actual del permuta dependerá de cuántas divisas entregue Pdvsa al BCV, porque “actualmente sólo le entrega 35%”, comentó Guerra.
La firma de análisis financiero Metroeconómica enfoca sus proyecciones en la misma dirección.
“El BCV asumirá el control del mercado paralelo de divisas. El mercado de cambio parece que se configurará sobre la base de oficializar la existencia del mercado dual que funciona de hecho. Cadivi se encargará de asignar la moneda extranjera correspondiente a las necesidades de los viajeros, transferencias de inmigrantes e importaciones que califiquen como esenciales”, comentó Cristina Rodríguez, directora de la firma.
Según Metroeconómica, el ente emisor manejará el mercado paralelo para todo lo demás, “probablemente mediante la realización de subastas para dotar a los bancos y casas de bolsa, entes financieros que fungirán de intermediarios entre el BCV y los compradores de divisas”.
Apuesta 2: devaluación directa
Aunque el cambio definitivo que se aplicará en el control de divisas puede resultar en un esquema mixto, la segunda apuesta del mercado apunta a una corrección tajante del tipo de cambio oficial, anclado en Bs.F. 2,15 por dólar desde marzo de 2005.¿A cuánto debería devaluarse?, es la pregunta complicada.
El Índice Real de Cambio Efectivo -medido por el BCV- ha decaído más de 40% en estos cuatro años y cinco meses.
Este es el porcentaje que José Guerra considera como el mínimo a devaluar.
Sin embargo, Metroeconómica advierte que no necesariamente ¿Y por qué no un cambio dual? se corregirá la tasa oficial, aun cuando sí vayan las subastas.
Asdrúbal Oliveros, director de Ecoanalítica, coincide en este sentido: “El Gobierno puede soportar un poco más con el petróleo sobre $50 y con el endeudamiento masivo que aplica”.
Desde el Iesa, el profesor Pável Gómez cuestiona el anclaje por la sobrevaluación que ha provocado en la moneda nacional. “Esto representa un subsidio a las importaciones y un impuesto a los exportadores”.
Apuesta 3: cambio múltiple
Esta es la apuesta de Oliveros, quien reconoce una corrección al tipo de cambio oficial, pero en el primer trimestre de 2010.
Prevé un cambio múltiple a partir del año que viene, conformado por: 1-Las asignaciones de Cadivi y BCV a la paridad oficial.
2-Un cambio resultante de la subasta de las divisas remanentes entregadas por Pdvsa al BCV. 3-El mercado permuta, ligeramente reducido en volumen.Esto sería el paso previo a una corrección de la paridad oficial.
“Luego aplicaría minidevaluaciones, de manera que el cambio oficial se vaya ajustando al ritmo de la inflación, mientras se ejecuta. “No habrá para todos en las subastas porque el monto no será muy grande. Pdvsa solo entrega 40% de sus divisas al BCV y de allí salen las asignaciones de Cadivi más los pagos por servicio de deuda. Ojalá los exportadores privados también puedan entrar como oferentes en esas subastas para que mejoren sus ingresos en bolívares”, comentó Oliveros.
Apuesta 4: minidevaluaciones
En este punto de apuestas se ubica el economista Alejandro Grisanti, director para Latinoamérica de Barclays Capital.
“Además de incrementar y regularizar la oferta -donde creo que el Gobierno está trabajando, tiene que oficializar ese mercado, formalizarlo y darle mayor piso legal y transparencia. Eso eliminaría distorsiones que mantienen la cotización alta”, dijo.
Alejandro Grisanti espera que se permita negociar estos bonos en dólares, “como se hacía antes con los Brady.” Ese es uno de los cambios que cree que está por venir, comentó el especialista.
“Creo que la intención del Gobierno es esa. Reducir ese gap o esa brecha, entre el oficial y el paralelo, para luego devaluar el oficial probablemente hacia el primer trimestre de 2010″, afirmó.
Grisanti agrega un punto poco debatido: la confianza en el bolívar que traerían estas modificaciones.El venezolano se vería más motivado a ahorrar en su moneda, limitando la fuga de capitales.
Apuesta 5: permuta en la bolsa
Aunque el BCV ya autorizó la negociación en bolívares de los títulos de deuda emitidos por el Estado y sus empresas, a través de la Bolsa de Caracas, este mercado no ha despertado el interés de los actores en el mercado cambiario de permuta.
Gerardo Pietro Gotera. El Mundo Economía & Negocios: