miércoles, 13 de enero de 2010

Divisas aprobadas por Cadivi antes del ajuste se venderán a 2,15

El convenio cambiario que reglamenta la devaluación de la moneda indica en el artículo 10 que las empresas a las que Cadivi les aprobó dólares antes de la medida e introdujeron en el Banco Central la solicitud para obtener estas divisas podrán cancelarlas al antiguo tipo de cambio de 2,15 bolívares.
El respiro es mínimo. Fuentes financieras explican que un grupo importante de multinacionales ha recibido un duro golpe con la devaluación, que establece un nuevo tipo de cambio para bienes esenciales de 2,60 bolívares por dólar y otro de 4,30 para el resto de las operaciones.
A lo largo de 2009 las compañías solicitaron mercancías a sus casas matrices e introdujeron en Cadivi montañas de solicitudes para pagar estos envíos que no resultaron aprobadas.
La consecuencia es que esta deuda con la casa matriz ya no puede ser reflejada en los estados financieros al tipo de cambio de 2,15 bolívares por dólar sino a 4,30, es decir, el gasto pendiente se ha duplicado.
Al mismo tiempo las multinacionales cambian sus ganancias en bolívares a dólares para luego enviarlos a la casa matriz.
Con la devaluación, todos los dividendos que esperaban por la aprobación de Cadivi se reducen a la mitad.
Las acciones de Telefónica reflejaron esta realidad con una caída de 3% que arrastró a la Bolsa Española.
Bernstein Research, en un reporte citado por Reuters, afirma que según sus previsiones "teniendo en cuenta la depreciación del bolívar venezolano, revisamos a la baja los ingresos del grupo (Telefónica) en 2.000 millones de euros".
El convenio también prevé que los dólares vendidos por los bancos a consulados y representaciones diplomáticas, antes de la devaluación, serán reconocidos a 2,15 bolívares.
El ajuste cambiario indica que las importaciones para los "sectores de alimentos, salud, educación, maquinarias y equipos, y ciencia y tecnología" se realizarán con el tipo de cambio de 2,60 bolívares por dólar.
Este tipo de cambio también regirá para las remesas a familiares en el exterior, gastos de estudiantes en el extranjero, pagos a pensionados y jubilados fuera del país, las divisas que adquieren las representaciones diplomáticas y urgencias a ser aprobadas por Cadivi.
El Gobierno comprará a 2,60 bolívares los dólares para el pago de la deuda externa y el resto de las transacciones será al tipo de cambio de 4,30.
Las empresas públicas no petroleras y las privadas que obtengan dólares por sus exportaciones tendrán que venderlos al BCV a 4,30 bolívares.
Las empresas privadas que exporten podrán conservar 30% de los dólares que obtengan por la venta de sus productos a otros países para cubrir "los gastos derivados de la actividad de exportación, distintos a la deuda financiera".
El Banco Central le comprará a las empresas mixtas petroleras, petroquímicas y de gas los dólares que obtengan por sus exportaciones a distintos tipos de cambio.
Al menos 30% de las divisas se las cancelará al tipo de cambio de 2,60 y el resto podría ser a este mismo valor o a 4,30.
Para intervenir en el mercado de permuta y evitar que el dólar aumente hasta niveles no deseados el Banco Central podrá intervenir en este mercado mediante la compra y venta de bonos en divisas.
Además se establece que para emitir bonos en divisas los organismos públicos deberán coordinar con el Ministerio de Finanzas y el Banco Central.
El Gobierno y el Banco Central tienen pendiente establecer el tipo de cambio al que las empresas privadas comprarán las divisas para pagar los compromisos por su deuda externa.
Cadivi emitirá una resolución estableciendo los requisitos para obtener estas divisas.
Fuente El universal