martes, 26 de mayo de 2009

Venezuela adopta cronograma arancelario de Mercosur

Venezuela se comprometió el martes a aceptar el cronograma de desgravación arancelaria del Mercosur, con lo cual levantó uno de los obstáculos para que el Senado brasileño apruebe su ingreso a la unión aduanera sudamericana. El acuerdo fue firmado al concluir una reunión de un día entre los presidentes de Venezuela, Hugo Chávez, y Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, indicó AP. Después de la reunión con Lula, Chávez pronosticó que el barril de petróleo podría llegar pronto a 80 dólares y aseguró que su gobierno tiene fondos suficientes para enfrentar las estatizaciones de empresas. Sin embargo, los dos países no pudieron alcanzar un acuerdo entre sus empresas petroleras en torno a la construcción de la refinería Abreu e Lima, en Brasil, y la participación de la brasileña Petrobras en la explotación de petróleo en la Faja del Orinoco, de Venezuela. "Chávez tiene diez años de mandato y hace diez años está esperando entrar al Mercosur", comentó Lula tras la reunión. La entrada de Venezuela al bloque fue aprobado por los parlamentos de Argentina y Uruguay, así como por la Cámara de Diputados de Brasil, donde aguarda aprobación en el Senado, al igual que en Paraguay. Según Lula, el problema en el Senado brasileño es que Venezuela no había adherido al cronograma de desgravación arancelaria del bloque de cuatro países. "Hecho esto, espero que el Senado brasileño vote esto antes de mi próxima reunión con Chávez (en septiembre en Venezuela) y podamos conmemorar la entrada de Venezuela al Mercosur", declaró Lula. Chávez destacó que recibió un tratamiento preferencial en su programa de desgravación, que le permitirá plazos mayores para la apertura de su mercado para la entrada de productos desde los otros miembros del bloque, similar al que reciben Paraguay y Uruguay. "Este programa (desgravación arancelaria) es un reconocimiento a las asimetrías. Muestra el respeto de Brasil y el entendimiento de Brasil sobre el nivel desarrollo de Venezuela", comentó Chávez. Pese al avance en ese campo, los dos países continuaron sin poder alcanzar un acuerdo entre sus gigantes petroleros Petrobras, de Brasil, y Pdvsa, de Venezuela, y los presidentes les dieron un plazo de 90 días para resolver sus diferencias. "Hay detalles que Petrobras y Pdvsa tienen que acertar, como el precio al uso del combustible refinado en Brasil, que es propio de dos empresas grandes que discuten detalles'', explicó Lula sobre el atraso. Agregó que "estoy optimista que en 90 días van a tener una propuesta que va a concretar la asociación no solo en la refinería Abreu e Lima, sino también en la exploración en el Orinoco". Petrobras inició la construcción de la refinería valorada en 4.000 millones de dólares en el estado de Pernambuco sin la participación de Pdvsa, que debe tener una de 40% en el proyecto. Pese a las dificultades con la refinería, los dos gobiernos firmaron en Salvador un acuerdo para la instalación de una planta petroquímica en el estado brasileño de Bahía, también en una alianza con Pdvsa. Otros acuerdos firmados se refirieron a la cooperación para el desarrollo industrial y la instalación en Venezuela de una red bancaria de la estatal Caixa Económica Federal, de Brasil, ocupada de captar recursos de los sectores menos favorecidos y financiar viviendas populares. Chávez se refirió también al precio del barril de petróleo y aseguró que debe llegar a entre 75 y 80 dólares, aunque no descartó que llegue a 100 dólares. Afirmó que su país dispone de recursos suficientes para hacerle frente a los programas de estatización en marcha pese a la caída en el valor del crudo, principal fuente de divisas de Venezuela. "El Rey Abdalá (de Arabia Saudita), nuestro amigo común, dice que el petróleo debe llegar a entre 75 y 80 dólares, eso lo compartimos, eso debe ser el precio justo en este momento", declaró Chávez en conferencia de prensa. "Debe ir para ese camino de 90, 100 (dólares)", agregó entre risas. Pese a la caída en el valor del crudo los últimos meses, Chávez aseguró que "nuestras reservas internacionales son casi el triple de 10 años atrás. Tenemos un conjunto de recursos de fondos estratégicos que hemos creado, además de fondos de desarrollo y una banca pública fortalecida". Por ello, garantizó que su gobierno dispone de los recursos que necesita para hacerle frente a la estatización de bancos y otras empresas en su país.
Fuente: El universal