miércoles, 25 de marzo de 2009

SADA racionalizará importación de carne

La Superintendencia Nacional de Silos, Almacenes y Depósitos Agrícolas (SADA), estableció la inspección y verificación de los volúmenes de importación y de producción nacional de carne, para mantener el equilibrio en este sector y beneficiar la inversión interna. En la III Mesa Técnica de Discusión, el superintendente Carlos Osorio y representantes de la cadena cárnica llegaron a la conclusión que estas inspecciones debían incluir, además de las importadoras, a las procesadoras, frigoríficos y distribuidoras. En esta mesa técnica estuvieron presentes representantes de la Federación Bolivariana de Ganaderos de Venezuela (Fegaven), la Confederación de Agricultores y Ganaderos de Venezuela (Confagan), la Asociación de Frigoríficos Nacionales (Asofrigo) y la Asociación de Industriales de la Carne (Aica). En este sentido, Osorio anunció la creación de un Comité Técnico de la Carne, que estará integrado por los representantes antes mencionados y distribuidores como Macro o Ansa, conjuntamente con el Indepabis, el SASA, el Seniat y la SADA, a fin de evaluar los volúmenes de importación de carne necesarios para satisfacer la demanda nacional. Cabe destacar que no quedó descartada la revisión de los precios internos de la carne, considerando que los costos internacionales están en descenso. Explicó que “las mesas técnicas continuarán realizándose para garantizar el acceso de este rubro a la población a un precio justo y equilibrado, y que las importaciones se hagan dentro de un marco que traiga un valor agregado a nuestro país”. Carne colombiana a menor precio Durante la mesa de discusión, varios productores concordaron en que había un excedente de carne que no les permitía colocar la suya en el mercado. Así, le informaron a Osorio que había que estudiar el caso de la carne proveniente de Colombia porque se estaría distribuyendo de una manera “inadecuada”, además de tener un costo de Bs.F. 3 por debajo del precio que ellos pueden ofrecer. Osorio aseguró que evaluarán la situación para favorecer la producción nacional, y que las importaciones se realizarán principalmente de ganado en pie, para darle valor agregado a esas reses que entran al país. “Este valor agregado debe permitir desarrollar al sector privado y, a su vez, garantizar que la importación no sea sólo para satisfacer la necesidad alimenticia, sino que también traiga materia prima y garantice empleos,” explicó. Por último, indicó que las importaciones de carne se ubican en 25%, mientras que la producción nacional asciende a un 75% de aproximadamente 666 mil toneladas consumidas en 2008.